Trabaja UAQ en prevención del suicidio

El problema de salud mental que enfrenta Querétaro tiene un problema particular de salud pública que se relaciona con el suicidio; por lo que es necesario que se atienda y no se deje de visibilizar, pues es un fenómeno social que afecta de manera global a las familias y el entorno.

Así lo consideró la rectora, Teresa García Gasca, quien recordó que en Querétaro las cifras son preocupantes; ya que la tasa equivale a 7.1 fallecimientos por suicidio por cada 100 mil habitantes, es decir, solo un punto porcentual por arriba de la media nacional.

Y es que a nivel nacional, se registraron en 2020, siete mil 818 fallecimientos por esta causa, con una tasa de 6.2 casos por cada 100 mil habitantes; además de que se reveló que la incidencia es mayor en hombres que en mujeres, principalmente en los jóvenes de 18 a 29 años de edad, seguido de adultos de 30 a 59 años de edad.

Ante esta situación destacó que desde la UAQ se trabaja en la atención de la salud mental, tanto de la comunidad universitaria como de la sociedad en general a través del proyecto de las Centrales de Servicios a la Comunidad (Ceseco) que arranco hace 40 años.

Actualmente cuenta con seis centrales: la norte, la sur, Lomas y Santa Barbará en la zona metropolitana y la central de San Juan del Río; a estas se suma la que está próxima a inaugurarse en Santa Rosa Jáuregui y el proyecto de Ceseco en Jalpan.

A lo anterior se suma las Unidad de Atención Psicoanalítica Interdisciplinaria, a través de la cual se brinda atención psicopedagógica a la comunidad de 13 unidades académicas y sociedad en general; además de la línea de atención psicológica que se habilitó con el inicio de la pandemia.

En este sentido, la rectora destacó que a través de la línea se han atendido a personas de todo el estado, así como de Guanajuato y San Luis Potosí; entre las principales situaciones encontradas en las atenciones que se brindan de manera gratuita destacan los problemas de ansiedad, problemas familiares, depresión, violencia de género, ideación suicida, adicciones y trastorno de estrés postraumático.

“La UAQ desde hace mucho tiempo trabaja en salud mental, particularmente la facultad de psicología como es de esperar porque es su campo de acción; han hecho un trabajo excepcional a este nivel de atención y demuestra la vocación de servicio de todos los miembros de la comunidad universitaria, pues todas las acciones deben ser de utilidad y bienestar para la sociedad”, destacó.

García Gasca destacó que entre los servicios a la comunidad universitaria y a la sociedad en general, que ofrece la Institución se encuentran: atención psicológica; terapias de pareja o grupales; grupos y talleres; terapia de lenguaje y comunicación; desarrollo psicosexual infantil; psicología; perinatología; tercera edad y adultos mayores; farmacodependencia; sexualidades humanas; estimulación temprana; masculinidades; intervención en hospitales y psicoanálisis.

Comentarios