Tras fuga en acueducto, se agudiza falta de agua en Nuevo León

Habitantes de varios municipios recurren a medidas extremas para obtener el líquido

 

Luego de que se agudizó el desabasto de agua en la zona metropolitana de Monterrey, debido a que se detuvo el bombeo para reparar una fuga en el acueducto de la presa El Cuchillo, los habitantes de varios municipios recurrieron ayer a medidas extremas.

Las familias se han mantenido a la caza de pipas que salen a repartir agua, aunque no sea potable, a los municipios afectados. Sin embargo, debido a que los choferes tienen marcada una ruta, se han presentado situaciones que casi derivan en violencia por parte de quienes los ven pasar sin detenerse en sus colonias.

En San Nicolás de los Garza, decenas de personas hicieron filas de horas ante las pipas para llenar sus botes.

Las autoridades municipales han buscado aliviar la situación repartiendo agua tratada no potable, que puede ser utilizada para lavar la ropa o en la limpieza doméstica.

En la colonia Santa Cecilia, en el municipio de Apodaca, los vecinos decidieron tomar agua tratada de los aspersores que se usan para el riego de áreas verdes, a fin de emplearla para sus sanitarios y lavar la ropa.

En la colonia La Enramada, del mismo municipio, la gente llevó tambos, garrafones y botes de todos tamaños para acarrear agua de un pozo somero, donde personal de la empresa Servicios de Agua y Drenaje medía la cantidad de litros que se pueden extraer por segundo, pese a que no se conocía si su calidad era apta para el consumo doméstico una vez potabilizada.

Vecinos de Guadalupe que viven cerca del río La Silla llevan hasta el cuerpo de agua sus garrafones a llenar y luego usan el líquido para el sanitario.

Otros tantos se dieron a la tarea de buscar agua en los supermercados y tiendas de conveniencia, también escasa, para tomar, cocinar y bañarse.

La complicada situación que vive esta zona metropolitana de 5.2 millones de habitantes, se ha prestado a situaciones de abuso al encarecerse el costo del agua embotellada y de los recipientes para almacenarla.

En una especie de protesta utilitaria y festiva, un usuario de redes sociales, llamado Raúl Márquez, convocó a un “baño masivo” en el paseo del río Santa Lucía, el próximo viernes 24 de junio a las 18:00 horas, llamado que han respaldado miles de habitantes de la zona metropolitana de Monterrey, atraídos por la inusual protesta, ante la falta de agua para el aseo diario.

Comentarios