Un 15 de septiembre gris para vendedores de artículos de fiestas patrias en Hidalgo

Para los vendedores de artículos conmemorativos de las fiestas patrias, este es el segundo año con una venta "muy baja". La ausencia de festejos públicos y la crisis económica por la covid-19, impactan a los comerciantes ambulantes que se irán a casa "con los bolsillos casi vacíos".

Desde hace unas semanas, los puestos semifijos de banderas rehiletes, moños y aditamentos para festejar el Día de la Independencia de México llenaron las calles del Centro de Pachuca; sin embargo, las ventas no cumplieron las expectativas.

Adolfo invirtió poco más de 9 mil pesos, y de ventas no ha alcanzado ni los tres mil pesos en lo que va de toda la temporada. 

 

En otros años, 9 mil era poco, otros invierten mucho más, hasta 30 mil y se surten varias veces, pero ahora, con eso de que nadie está trabajando y que nadie sale, pues está bajísima la venta. Hoy es el mero 15 y me voy a regresar casi con todo".

 

Sus ventas se sostienen de las escuelas que piden a los niños ir vestidos con motivos de esta fecha, los festivales, las fiestas y principalmente los festejos públicos. Este año, no hay nada de eso, la pandemia lo ha suspendido casi todo.

 

 

Explicó que, incluso, los bares y restaurantes le hacían compras grandes, para adornar su local y para regalar, este año, la mayoría de los clientes a los que surtía no abrió o el negocio quebró.

El entrevistado indicó que el 15 de septiembre del año pasado pasó la noche en venta casi solo.

"El año pasado a las 8 o 9 de la noche, ya no había nadie en la calle, parecía que ya era bien tarde, la gente no sale porque no tiene con qué, se juntan en familia, pero estas compras ya no están incluidas, antes se llevaban banderas, bigotes, pinturas, cornetas, ahorita, casi todo se detuvo. Hoy no he vendido más de 200 pesos".

Con esa cantidad de dinero, aún espera vender esta semana y recuperar, por lo menos, la mitad de la inversión.

Comentarios