Claudia sólida, Xóchitl en picada y Dulce en las mieles

Claudia sólida, Xóchitl en picada y Dulce en las mieles

La encuesta de ayer de El Universal ya pone en entredicho la popularidad de Xóchitl Gálvez ante una figura firme como la de Claudia Sheinbaum.

El sol no se puede ocultar con un dedo como algunos agoreros del futuro pretenden ufanarse, más bien, creo que las pasiones deben ser fundamentadas y fundamentales, porque no puede haber ser humano sin emociones, pero tampoco hay que estar tan desequilibrado gasta rayar en lo irracional.

Recordemos que una encuesta es una fotografía del momento, es decir, de antier, hoy esos parámetros ya sufrieron cambios.

Pero si bien es cierto que las líneas discursivas de la Xóchitl dicharachera, leperona, sonriente y demás, no le alcanzan ni poniéndose al tú por tú con el presidente, porque habría qué señalar que la competencia es con Claudia, no con Andrés Manuel.

Los panistas y los integrantes del Frente Amplio Por México (FAM), tienen una falta de visión respecto de los tiempos políticos y de las afrentas políticas, la agenda no la ponen ellos, la pone el presidente.

Ahora bien, la narrativa que le dio una anotación de gol de campo a Xóchitl, que la llevó a ser la mecenas del FAM, sufrió un desgaste prematuro, como si se tratara de un hielo bajo el abrazador sol del desierto del Sahara, y parece que en esa tesitura seguirá.

Triste papel en el que ya parece más botarga tipo Dr. Simi que aspirante a la candidatura de la Presidencia de la República.

La elevación del debate político en México, ahora es una ironía de la historia, es más bien algo como bizarro, donde lo que es no parece serlo y lo que no es, resulta que sí.

Ese 50% de preferencia sobre la intención de voto a favor de la Coordinadora Nacional de los Comités de Defensa de la Cuarta Transformación (CNCD4T), Claudia Sheinbaum, es una medición bastante lógica y me atrevería a señalar que hasta corta se queda al menos por otros 5 puntos porcentuales, pero antes de que me echen tierra (porque ya los conozco), déjenme explicarles el por qué.

La estrategia presidencial se centra en el desgaste de la oposición en la cual han caído redonditos y sus ataques hacia Claudia Sheinbaum, han sido tímidos y con muy poco eco.

Personalmente como ciudadano, localmente no votaría por gente como emanada PAN o del PRD, y del PRI con sus contadas excepciones, está más que visto que venden las causas o sólo velan por sus intereses personales.

Hay otra encuesta fresca de este 5 de octubre, respecto de la medición del conocimiento y opinión de los aspirantes presidenciales, pero para efectos de este espacio nos centraremos en las 2 posibles candidatas: Claudia y Xóchitl.

En el estudio realizado por TResearch International, de Carlos Peña, resulta que el 85% de los encuestados conoce a Claudia Sheinbaum, mientras que, a Xóchitl Gálvez, el 78%, en opinión, este mes Claudia alcanzó el 42% de opinión positiva, mientras que Xóchitl sólo el 25%.

En calificación negativa, Claudia tiene un 33%, mientras que Xóchitl llega al 42%.

Xóchitl tiene un lastre muy pesado a cuestas que, si bien no la sumirá, la mantendrá en un sitio bajo de calificación que, a la larga, representará la disminución de la intención de voto.

Por su parte, Claudia Sheinbaum, tiene a su favor, además de la gran aceptación al desempeño del presidente López Obrador, una militancia sólida y un número amplio de simpatizantes que, gracias a la conformación de los Comités de Defensa seccionales que se han constituido en todas las entidades de la República, van conformando la estructura electoral de Morena.